Después de Despertar Espiritualmente, ¿Qué sigue en el proceso?

Después de Despertar Espiritualmente, ¿Qué sigue en el proceso

Lo que seguramente es inesperado para muchos de nosotros es que despertar espiritualmente es el comienzo, y no del final, de un proceso espiritual. 

 

Pocos están preparados para los cambios de perspectiva, energía y orientación que el proceso de despertar espiritualmente trae consigo. En el momento de despertar, a menudo hay una gran sensación de libertad cuando la identidad personal se desvanece, y permanece una sensación de presencia radiante. Pero tal cambio en la visión de quiénes somos y lo que somos puede dejar una mente desorientada. Algunos dicen que es como convertirse en un Buda bebé: uno debe aprender a navegar por el mundo de una manera nueva.

 

El despertar esperitualmente ha sido llamado en el hinduismo la experiencia del Yo, y en el budismo, la experiencia del No-Yo. Paradójicamente, los dos se refieren a la misma realización: la de ser la esencia de toda la vida o lo que algunos llaman Fuente. Es un momento de conciencia en que reconoces tus raíces, que están libres de la superposición de condicionamientos, patrones emocionales e intelectuales, incluso del ADN. 

 

Hay una sensación de ser Nada, pero de alguna manera extraña también todo. Despertar espiritualmente es algo que puede ocurrir después de años de meditación o prácticas energéticas, pero también puede suceder espontáneamente. Sin embargo, es extremadamente raro que un momento de realización se convierta en una condición permanente, pero, como un aroma que nunca deja un lugar, la sensación de saber nunca desaparece. Si la mente está apegada a las identificaciones humana de escape, puede ser muy doloroso perder la plenitud del despertar.

 

El re-despertar del pequeño “yo”

 

Por otro lado, algunas de las preocupaciones que pueden surgir como un sentido de identidad son el sentimiento de haber conocido una gran paz, claridad o alegría que después parece desvanecerse, y la sensación de fluir a través de las sincronicidades en la vida de uno parece que se han perdido, la falta de impulso y dirección, y pérdida de interés en comprometerse con viejos hábitos y amigos. Eso es el re-despertar del pequeño “yo” el que nota estos cambios y se preocupa por ellos o siente una sensación de pérdida o tristeza. El “yo” espiritual que nos ha llevado a un despertar ha perdido su empuje, por lo que puede parecer que no hay nada que hacer. La conciencia despierta no tenía ninguna de estas preocupaciones: no compensa los pensamientos o historias a la deriva sobre el pasado o el futuro.

 

Podemos entrar en un pasaje hacia un despertar estable solo al presenciarnos con amor y compasión, permanecer presentes en lo que es, estar dispuestos a apoyarnos en la vida tal como se presenta y confiar en el vacío radiante que podemos sentir internamente. En cambio, muchas personas intentan volver una y otra vez a la trascendencia, que tiene una vida útil limitada. Puede volver a ocurrir, pero eso no es la conclusión de saber quiénes somos.

 

Cuando la mente observa el regreso de las debilidades y las emociones humanas, puede deprimirse o sentirse ansiosa, especialmente si tenía expectativas de un despertar que la convertiría en una parte maravillosa y admirada de la sociedad, o si ansiaba un escape completo de las tendencias humanas. Algunas mentes se apropiarán del proceso espiritual y saltarán al engrandecimiento, lo que reduce cualquier capacidad para terminar con la separación y encontrar una realización estable. Algunas mentes se vuelven temerosas y creen que deberían volver a la identidad que solían ser, y luchar para mantener patrones que no servirán para su pleno despertar. La autenticidad de la Verdad que has visto es extremadamente importante en este proceso.

 

Estar despierto es como ser una brisa. Me encanta esta analogía porque refleja la libertad de moverse por la vida sin una posición fija, con fluidez y con total aceptación de todo lo que uno toca. Es como el amor, acariciando toda la existencia. No es una separación, ni es una identificación. 

 

¿Qués sigue en el proceso?

 

Como seres humanos hay muchas cosas que la mente resiste y muchos eventos que pueden causar dolor y sufrimiento, desilusión y rabia. Estas respuestas son parte de nuestra programación. Pueden surgir después de despertar espiritualmente, e incluso durante un tiempo más intenso que antes. Surgen para que podamos ver a través de ellas, para ver nuestros lugares más profundos, para despertarlos junto con el resto de nosotros. Tenemos que estar dispuestos a caminar a través de ellos si estamos buscando una vida despierta, y no solo un momento de despertar. 

 

En el núcleo de este “yo”, la sensación de que llevamos es una creencia básica sobre quiénes somos, y se reconstruirá periódicamente hasta que seamos capaces de dejarlo ir. 

 

No podemos hacer que esto suceda porque el “yo” que funciona en este plano no está a cargo. Solo podemos estar dispuestos a que caiga cualquier creencia o patrón aferrado. Podemos despedirlo todo suavemente, con aprecio por cómo nos sirvió en el pasado. Necesitamos ser compasivos con nuestra humanidad para dejarnos ir. Somos un proceso del que no estamos a cargo. Cuando nos relajamos en esto, podemos comenzar a experimentar nuestra vida como una brisa.

 


AÚN MÁS COSAS BUENAS: 

Despertar Espiritual Consciencia Plena y Muerte del Ego (Despertar espiritualmente)

Despertar Espiritual: Consciencia Plena y Muerte del Ego

18 Signos Inequívocos y Síntomas del Despertar Espiritual una Conciencia SuperioR

18 signos inequívocos y síntomas del despertar espiritual

¿Qué es el Despertar Espiritual? Una Perspectiva Desde la Ciencia

¿Qué es el Despertar Espiritual? Una Perspectiva Desde la Ciencia

The following two tabs change content below.
Colaborador en el Huerto de La Hermandad. Quiero ser un espejo para tu auto-reflexión e inspirarte para crear armonía en tu vida. Un espejo es más efectivo cuando no hay imagen de antemano, así que no pintaré una de mí. Me gustaría compartirte herramientas para que hagas tu propio camino y realices tu automaestría. Todo lo que comparto es de mi propio viaje. Si puedes beneficiarte de ello, me alegra mucho. Sólo toma lo que resuena, y deja el resto. : )